Alerta Isla Riesco solicita suspensión de faenas de Mina Invierno

collage contaminacion

Frente el nuevo proceso sancionatorio al que dio inicio la Superintendencia de Medio Ambiente contra Mina Invierno, formulando 11 cargos por incumplimientos y contaminación en Isla Riesco, la agrupación Alerta Isla Riesco envió una carta a autoridades regionales y nacionales solicitando la suspensión de las faenas mineras, hasta resolver las irregularidades que la empresa arrastra desde el 2013.

Esto debido a que a pesar de que Mina Invierno fue sancionada el 2014 por la contaminación de aguas denunciada en enero del 2013, una de las infracciones (de carácter gravísimo) del nuevo proceso es la reiteración de la misma falta, lo que demuestra que la sola aplicación de multas no cumple su objetivo de detener el daño perpetrado por la empresa. Esto ha permitido que Mina Invierno  contamine sistemáticamente Isla Riesco desde el inicio sus faenas de extracción el 2013 sin ningún tipo de restricciones y sin corregir sus mecanismos de operación para evitar contaminaciones. 

La carra fue enviada a los Senadores y Diputados por Magallanes, Carolina Goic, Carlos Bianchi, Juan Morano y Gabriel Boric; los Presidentes de las Comisiones de Medio Ambiente de la Cámara de Diputados y el Senado, Marcelo Chávez y Arturo Navarro; el Subsecretario de Medio Ambiente, Marcelo Mena; las autoridades regionales Intendente Jorge Flies, Gobernadora Paola Fernández, Seremi de Medio Ambiente Juan Marcos Henríquez y Directora del Servicio de Evaluación Ambiental, Karina Bastidas; y a los Diputados Daniel Melo y Camila Vallejos, miembros de la Comisión de Medio Ambiente, que visitaron Isla Riesco durante el año 2015.

Carta enviada:

Como es de su conocimiento, después de la aprobación de la Declaración de Impacto Ambiental del uso complementario de Tronaduras para la explotación de carbón en Mina Invierno, en Isla Riesco, comuna de Río Verde, Magallanes, dada el 27 de julio del 2016 por la Comisión de Evaluación Ambiental (CEA) y a pesar de todas nuestras advertencias y gestiones respecto los riesgos que esto conlleva, el pasado 9 de agosto, la Superintendencia de Medio Ambiente (SMA) dio inicio a un nuevo proceso sancionatorio contra Mina Invierno, formulando 11 cargos por incumplimientos y contaminación en Isla Riesco. De las infracciones detectadas una es de carácter gravísimo, tres son graves y siete son leves.

 

La infracción de carácter gravísimo, es debido a la reiteración de la falta denunciada en enero de 2013 y sancionada en diciembre de 2014, relacionada con la contaminación de aguas en Isla Riesco: “las obras de decantación para el manejo de las aguas provenientes del rajo y los canales interceptores no cumplen con su objetivo de abatir los sólidos suspendidos de las aguas que luego son vertidas hacia el estero Chorrillo Invierno 2, de acuerdo a los resultados de los monitoreos efectuados desde diciembre de 2013  a noviembre de 2015.”

Esta situación es sumamente preocupante, pues ratifica que Mina Invierno ha estado contaminando Isla Riesco desde que inició sus faenas de extracción el 2013 sin ningún tipo de restricciones, y demuestra que las multas aplicadas por la SMA no cumplen su misión de “proteger el medio ambiente y la salud de las personas, asegurando el cumplimiento de la normativa ambiental” ni con su función de  “fiscalizar el permanente cumplimiento de las normas, condiciones y medidas establecidas en las Resoluciones de Calificación Ambiental (RCA)” con el objetivo de contener y detener el daño que la empresa ha generado sistemáticamente.

Queda claro que no basta con multar a una empresa por las infracciones cometidas, si no que se debe asegurar que la falta no se siga perpetrando. Hasta no corregir todas las irregularidades detectadas, la empresa debiese detener sus faenas, de otro modo, los objetivos de toda la institucionalidad ambiental son menoscabados, pues en la práctica estaríamos ante un sistema que permite a las empresas “pagar por contaminar”, sin hacer ningún cambio significativo es sus operaciones. En el caso particular de Mina Invierno, a pesar de la sanción aplicada por la Superintendencia en diciembre de 2014, la empresa ha continuado sus faenas sin haber corregido el daño por el que fue multada, incrementando y ampliando los daños ambientales a diversos componentes.

Un Estado serio y un gobierno que resguarda “la soberanía estatal y, en general, a toda acción directiva en orden al bien común”, lo cual conlleva reguardar el medio ambiente y salud de sus habitantes, no puede permitir que diversas empresas, operen incumpliendo las obligaciones establecidas en su RCA y se contenten con pagar multas, que de nada sirven al efectivo resguardo del medio ambiente y las comunidades. Es por ello, que le solicitamos realice las gestiones necesarias para que la empresa Mina Invierno no pueda seguir operando hasta no resolver las irregularidades que arrastra desde el 2013, haciendo cumplir el contrato que generó con el Estado y así al menos no seguir incrementando el daño que se ha generado al ecosistema de Isla Riesco.

Se despide atentamente,

Equipo Alerta Isla Riesco

 

 

 

 

notronadurasROJO1

Comunicado Prensa AIR por Aprobación de Uso Tronaduras en Isla Riesco, Magallanes

Punta Arenas, 26 de julio, 2016

DECLARACIÓN DE ORGANIZACIONES AMBIENTALISTAS POR APROBACIÓN DE TRONADURAS EN ISLA RIESCO, MAGALLANES

Aprobación de Tronaduras en Isla Riesco se da Sin Participación Ciudadana, Sin Estudio de Impacto Ambiental y Sin Recursos para Fiscalizar

Hoy es un día negro para el país. Al aprobar las tronaduras, el Gobierno subsidia la extracción de carbón, perpetuando el uso de combustibles fósiles para la generación eléctrica, lo que se contradice con todos los acuerdos que ha firmado el país para reducir el cambio climático.

Luego de un largo e irregular proceso de análisis de la Declaración de Impacto Ambiental (DIA), este martes 26 de julio, el Gobierno de Chile aprobó el uso de tronaduras para extraer carbón en Isla Riesco durante los próximos 15 años. Con esta decisión, queda de manifiesto una vez más la débil institucionalidad ambiental que tenemos en Chile y la decisión del Estado de seguir apostando por el crecimiento económico y no por el verdadero desarrollo sustentable.

Al jugar con los vacíos de la institucionalidad ambiental, Mina Invierno –propiedad de Angelini y Von Appen–  nuevamente fraccionó la evaluación de su proyecto. Esta vez para incorporar el uso de explosivos en la extracción de carbón, con el objetivo de rebajar sus costos de operación. El fraccionamiento de Mina Invierno posibilitó la aprobación de un proyecto que, de haber sido evaluado de forma integral con la magnitud de sus impactos, no hubiese tenido futuro. Esta evaluación se dio en medio de fuertes presiones a las autoridades, que incluyeron amenazas sobre despidos masivos y cierre de faenas de no ser aprobadas las tronaduras. Las presiones derivaron en un proceso que no contó con la garantía de una evaluación realizada en su mérito técnico y no meramente político.  La falta de transparencia de la evaluación, se incrementó cuando el Gobierno decidió excluir a la ciudadanía, a pesar de la solicitud formal hecha por ONGs y personas naturales de abrir la participación ciudadana.

Como si eso fuera poco, la aprobación del uso de explosivos, se dio en medio de una nueva investigación por contaminación a la compañía minera y con una Superintendencia de Medio Ambiente que actualmente reconoce públicamente no tener los recursos para fiscalizar en Isla Riesco, a pesar de ya haberla sancionado y multado por incumplimientos el año 2014. Aprobar las tronaduras, incrementando los riesgos de impactos socio-ambientales, a sabiendas que la Institución encargada de asegurar el cumplimiento de la normativa no es capaz de fiscalizar y sancionar a tiempo, es sumamente irresponsable, pues demuestra una vez más que el Estado ha privilegiado la generación de ganancias económicas por sobre los otros dos componentes de la sustentabilidad: la dimensión social y ambiental.

Lo que ocurre en Isla Riesco, es un ejemplo de lo que pasa a diario a lo largo del país. La institucionalidad ambiental debe ser fortalecida para que cumpla realmente con su rol de conservar el patrimonio natural y no para validar un modelo de desarrollo extractivista obsoleto,  que no toma en  cuenta las pérdidas ambientales y sociales que esto conlleva, aún más hoy,  sabiendo los desafíos que enfrenta Chile por la proliferación de centrales termoeléctricas y el mundo entero con el calentamiento global.

Esta decisión nos entristece profundamente, pero no nos desesperanza. Queremos agradecer a todas las personas que apoyaron la campaña #NoTronaduras, ciudadanos de Chile y del mundo, profesionales, voluntarios, parlamentarios y ONGs, que durante más de dos años pusieron su energía y conocimiento en favor del cuidado de Isla Riesco.

Que no quede duda alguna, nosotros seguiremos en la misma senda, esto no es una derrota: cuando el sistema está diseñado por un Estado subsidiario y para desincentivar la participación ciudadana y ante la posibilidad de creer en un mundo distinto, dar la batalla es ganar.

Agrupación Ciudadana

Alerta Isla Riesco

AIR

 

Apoyan y Suscriben:

Frente de Defensa Ecológico Austral

Asamblea Ciudadana de Última Esperanza

Agrupación Ecológica Patagonia

Ecosistemas

ONG Real Chile

ONG Fima

Chile Sustentable

Fundación Yendegaia

Greenpeace

Codeff

Oceana

 

 

 

DECLARACIÓN PÚBLICA OFICIAL DE ORGANIZACIONES AMBIENTALISTAS. Final CON LOGOS

Rajo Mina Invierno 2016

Carta enviada a Parlamentarios Región de Magallanes y miembros Comisiones de Medio Ambiente Senado y Diputados República de Chile, por Extremo Retraso pronunciamiento SMA

Carta enviada a Parlamentarios Región de Magallanes y miembros Comisiones de Medio Ambiente Senado y Diputados República de Chile, por Extremo Retraso pronunciamiento SMA

Estimados:

Como es de su conocimiento, el 2 de octubre del 2014, como agrupación “Alerta Isla Riesco”, denunciamos  por 2° vez a Mina Invierno: esta vez debido a la contaminación con carbón  en un río y 2 km del borde costero, y la ruptura de un humedal en Isla Riesco. Habiendo pasado más de un año y ocho meses, aún no hay pronunciamiento de la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA).

Como agrupación hemos hecho seguimiento de la denuncia a través de todas las vías y canales disponibles (reuniones con autoridades, cartas formales de petición de información y solicitud de antecedentes través de Ley de Transparencia, entre otras), sin embargo, durante este año y medio, la única información obtenida ha sido que “la denuncia ha sido acogida” y que  “los antecedentes aún se encuentran siendo analizados por la División de Sanción y Cumplimiento”.

La falta de entrega de información y la inexistencia de registro público de nuestra denuncia en el Sistema Nacional de Información de Fiscalización Ambiental (SNIFA), ha sido justificada con el argumento que la investigación es de carácter reservado. A pesar de ello, el Gerente de Mina Invierno –empresa denunciada-  aseguró hace meses en televisión abierta de la región de Magallanes, tener información de los servicios relativa a la investigación[1].

Este escenario es sumamente grave si se toma en cuenta que:

  • La sanción frente a la primera denuncia por contaminación en Isla Riesco, también fue extremadamente lenta: tomó dos años en resolverse. Durante esos dos años de proceso, el daño por contaminación se incrementó y amplió, y nos vimos obligados a presentar una segunda denuncia. Esto implica que los tiempos de la SMA no se ajustan a su misión de “proteger el medio ambiente y la salud de las personas, asegurando el cumplimiento de la normativa ambiental”[2]. Este desajuste entre los objetivos de la SMA y su actuar, no dan garantía a la comunidad respecto del resguardo efectivo de sus derechos y desincentiva la participación ciudadana.
  • Por otro lado, actualmente las autoridades están evaluando por tercera vez, -sin participación ciudadana y sin Estudio de Impacto Ambiental- la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) respecto a la incorporación de tronaduras (explosivos) en el proceso extractivo de carbón de Mina Invierno en Isla Riesco. Tal como lo han señalado distintos servicios del Estado, este mecanismo –cuyo uso fue negado en reiteradas ocasiones por la empresa durante la evaluación de Mina Invierno- conlleva nuevos impactos y riesgos, tanto para biodiversidad como para el patrimonio cultural, económico y calidad de vida de los habitantes de Isla Riesco[3]. Incrementar los riesgos sin un correcto y profundo estudio de posibles impactos, y a sabiendas que la Institución encargada de asegurar el cumplimiento de la normativa ambiental no es capaz de fiscalizar y sancionar a tiempo, sería sumamente irresponsable, pues se pone por sobre el resguardo de la naturaleza y la sociedad, los intereses privados de aumentar la productividad.
  • El hecho que la empresa denunciada, declare públicamente tener en su poder información sobre el proceso de investigación, mientras que a los denunciantes se nos niega el acceso a la información, merma cualquier atisbo de confianza y transparencia. De modo de esclarecer esta situación, informamos tanto presencialmente como por carta certificada a las autoridades de la SMA sobre este asunto,  y le solicitamos tanto una investigación interna para evitar futuras filtraciones de documentos que puedan entorpecer la investigación, y una explicación sobre este proceder[4]. Esta solicitud no fue respondida.
  • Por último, 03 de diciembre de 2014, don Cristián Franz, Superintendente de Medio Ambiente, hizo llegar una carta al SEA de Magallanes para ponerlos en “conocimiento y que tomaran las medidas pertinentes”, respecto a que la empresa Mina Invierno estaba superando los niveles de Material Particulado Sedimentable (MPS) establecidos en la RCA de su proyecto. Este documento fue adjuntado dentro del recurso presentado por la empresa, que busca según ellos “remediar los errores de tipeo” de la RCA, para que los niveles de MPS sean mayores a los establecidos, llegando a solicitar que se les permita generar 10 veces más emisiones que las aprobadas en RCA (hace cinco años atrás). Adicionalmente, en el recurso presentado por Mina Invierno al SEA, solicita “suspender cualquier acción administrativa que tenga por objeto dar curso o adoptar medidas en relación al oficio N°2045 de la SMA (…) junto con su respectivo informe de fiscalización ambiental, hasta que pueda adoptarse una decisión definitiva en torno a la petición”. Esta solicitud fue aceptada por el SEA.

Ante esta situación, la comunidad presentó un recurso de Invalidación de esta resolución, que fue admitido a trámite el 23 de marzo del presente año[5] y que está actualmente en análisis.

En base a todos los antecedente presentados, y ante la urgencia de resolver cada uno de estos puntos, previo a la resolución del SEA Magallanes de aprobar o no el uso de explosivos en Isla Riesco, quisiéramos solicitarle su colaboración en pedir celeridad  y transparencia  respecto a los procesos de fiscalización y sanción a Mina Invierno, a cargo de la Superintendencia de Medio Ambiente,  entidad que debiese ser el garante del buen funcionamiento tanto de las empresas privadas como del Estado.

Esperando su apoyo, se despide,

Agrupación Ciudadana

Alerta Isla Riesco

Carta 2da denuncia SMA Sin Respuesta a Mayo 2016. GENERAL

[1] TVN Red Austral. Entrevista del Sábado. Disponible en:  http://www.24horas.cl/regiones/austral/article1659168.ece

[2] Superintendencia del Medio Ambiente. http://www.sma.gob.cl/index.php/quienes-somos/que-es-la-sma/mision

[3] Ficha del Proyecto: Incorporación de tronadura como método complementario en la extracción mecánica de material estéril en Mina Invierno http://seia.sea.gob.cl/expediente/expedientesEvaluacion.php?modo=ficha&id_expediente=2130899779

[4] Carta dirigida a Marie Claude Plumer, Jefa División de Sanción y Cumplimiento de Superintendencia del Medio Ambiente, el día 15 de noviembre de 2015, en las oficinas de la SMA en Santiago.

[5] Servicio de Evaluación Ambiental. Resolución exenta n° 0311. 2016. http://seia.sea.gob.cl/archivos/2016/03/28/Resol-0311-16.PDF

GOBIERNO RECHAZA PARTICIPACIÓN CIUDADANA EN EVALUACIÓN DE TRONADURAS EN ISLA RIESCO

RECHAZOEVALUACION_1

El equipo Alerta Isla Riesco recibe con profunda indignación y frustración la resolución de no permitir la participación ciudadana en la evaluación del proyecto de Mina Invierno, que pretende incorporar tronaduras en el proceso de extracción de carbón en Isla Riesco, emanada del Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) de Magallanes.

Mina Invierno negó en reiteradas ocasiones el uso de Tronaduras (explosivos) en su estudio de impacto ambiental. A pesar de ello, desde hace dos años la empresa ha buscado su aprobación bajo un mecanismo menos riguroso, que no permite una evaluación profunda de sus impactos y que no asegura la participación ciudadana. Este proceder ha demostrado una vez más, que los intereses de la empresa están por sobre el respeto por el medio ambiente y de las comunidades que le rodean, lo que se agrava por el hecho que son el Sistema de Evaluación Ambiental y otros organismos del Estado, los que permiten estas malas prácticas -como la fragmentación de los proyectos, la posibilidad de “pagar por contaminar” y, en este caso, la exclusión de la ciudadanía en la toma de decisiones-.

La resolución del SEA Magallanes, tendrá como consecuencia que la evaluación y muy probable aprobación de la tronaduras, se hagan a puertas cerradas, bajo la sombra del intenso lobby minero, reafirmando la legítima desconfianza que como comunidad tenemos del sistema que nos rige para estos efectos.

Ante esto, los ciudadanos de Chile estamos hartos que se usen artilugios legales a conveniencia de algunas empresas, que se vulnere el espíritu de las leyes a discreción, que existan privilegios para los sectores poderosos de nuestro país, que se invoque la palabra democracia cuando la ciudadanía no tiene voz ni voto en los temas que le atañen y que el Gobierno genere comisiones y mesas ciudadanas, cuando estas son sólo forma que no cambian ni afectan en absoluto el fondo, como hemos visto especialmente en la discusión de la reforma del sistema de evaluación ambiental en el último año.

Hoy con el rechazo a la participación ciudadana se demuestra que, a pesar de las evidencias y las demandas, el Gobierno de Chile insiste en hacer lo mismo, lo que redunda en una mayor y profunda deslegitimización y rechazo de los ciudadanos a quienes debiera representar.

Por nuestra parte, desde ya manifestamos que buscaremos otras formes legales y legítimas para incidir y cambiar el futuro que nos está siendo impuesto, diciendo con mayor fuerza que nunca, No a las Tronaduras en Isla Riesco.

logo-bn-isla

Equipo Alerta Isla Riesco

Enero del 2016

Adhieren:

 Logo-Yendegaialogo fdeafimaGreenpeace-logo 10422542_1550944801787492_4996059920382884606_ncodeff 

oceanaLOGO-CHILE-SUSTENTABLE

ccc

 LogoEcos perfil 400px

2016PortadaGrande. Articulo Gaby

Desigualdad y Poder: Megaminería en la Isla Riesco

Desigualdad y Poder: Megaminería en la Isla Riesco

Isla Riesco, Patagonia Austral, territorio en que hasta hace pocos años se vivía sin prisa, industrias o internet. Aún no se instalaba el imperante modelo de desarrollo que confunde desarrollo con la mera creación de riqueza y al crecimiento con la simple explotación de recursos. Pero, como ocurre globalmente, esa visión hegemónica llegó a Isla Riesco con intenciones de quedarse: Mina Invierno, la mina a cielo abierto de carbón más grande de Chile, se instaló en medio de este territorio. Es la primera de cinco minas que pretenden establecerse para extraer carbón y venderlo a termoeléctricas del extranjero y del norte del país. En Chile será quemado en las zonas de sacrificio. Ello conlleva una doble imposición de impactos: unos en la zona de extracción y otros en la de combustión.

 

El proyecto pertenece a dos de los grupos más poderosos del país: Angelini y Von Appen. Poderosos no sólo por la acumulación de riqueza –ambos lideran algunos de los grupos económicos más fuertes del país- sino además por los profundos nexos que mantienen con los gobiernos de turno. La instalación de la megaminería en Isla Riesco es evidencia irrefutable al respecto. Al aprobarse Mina Invierno, el propio Presidente de la República tenía acciones en una de las empresas dueñas del proyecto y él, personalmente, promovió esta mina como plan de desarrollo para Magallanes, incluso antes de ser aprobada. Recordemos que quienes aprueban o rechazan los proyectos son personas de confianza del mandatario. Estos conflictos de intereses son obliterados por el poder que ostentan los actores involucrados incluso en los medios de comunicación, dejando a la ciudadanía, incluyendo a los afectados por la imposición de esta minera, en franca desigualdad de acción.

 

Dinero y poder cimentan la desigualdad. En estos nexos se sostiene nuestra institucionalidad, donde el poder se sustenta en la asociación tácita entre el quienes gobiernan el Estado y las empresas, en pos de un tipo de desarrollo extractivo y cortoplacista, donde la voz de el otro no tiene cabida.

 

¿Qué herramientas tienen quienes creen en otro tipo de desarrollo?, ¿cómo pueden enfrentar un sistema donde las redes de poder económico, político y mediático no dejan espacio al disenso, a la expresión de alternativas? ¿Cómo puede una comunidad oponerse a la quema de carbón en zonas declaradas de sacrificio, donde se considera a las comunidades y su entorno como dispensables? ¿Cómo pueden resguardarse los modos de vida de quienes habitan territorios como Isla Riesco? ¿Hay espacios para proponer otros desarrollos en Patagonia, cuando cualquier expresión de disidencia es tratada como una traba al crecimiento y no como una propuesta legítima? Una propuesta sostenible, a largo plazo, con respeto a las personas, al ambiente y sobre todo, a la libertad y la diferencia.

 

En este escenario pareciera que el otro no tiene herramientas para hacer frente a las decisiones que han tomado por ellos y le han impuesto, y que la opción más sensata sería resignarse, y sacar el mejor partido a las decisiones impuestas: el sistema está diseñado para que el otro ceda, y si tiene otra voz, ésta sea desprestigiada, tergiversada o minimizada.

Entonces, ¿por qué hay comunidades que invierten décadas defendiendo la vida que eligieron tener y otros les quitaron o pretenden cambiarles? ¿Por qué sumarse a bregar contra una minera perteneciente a grandes empresas, donde pareciera que la disputa está perdida? Simple: creemos que un futuro distinto es posible, que existen otras formas de desarrollo que deben ser escuchadas y respetadas como visiones legítimas. En una verdadera democracia se respetan todas las voces y pueden coexistir las diferencias. Distintas visiones son debatidas y democráticamente aceptadas, sin las imposiciones amparadas por la desigualdad, el poder del dinero, las redes de contactos, los medios y una feble institucionalidad. Mientras eso no pase, el dar la batalla por lograrlo es ganar la batalla. El silencio y la reclusión frente a la injusticia perpetúan la desigualdad e incrementan el poder de unos sobre otros. La lucha no es sólo detener una mina; es por defender el derecho a un presente y futuro distinto.

 

Quien pierde es el que calla. Que la voz de quienes esperan contribuir a un mundo diferente y más igualitario sean más que el sordo ruido del poder y la desigualdad. Sumemos voces.

 

No caigas en el peor de los errores: el silencio.

La mayoría vive en un silencio espantoso.

No te resignes (W. Witman).

 

Gabriela Simonetti-Grez

Equipo Alerta Isla Riesco

Fuente: http://latinoamericana.org/

 

OP1

CRÓNICA: ISLA RIESCO DE ANIVERSARIO

ISLA RIESCO DE ANIVERSARIO

Mina Invierno: Contaminación, Lobby y Tronaduras.

¡Estamos de Aniversario! el 2 de octubre del 2015, se cumplió un año desde que como Agrupación ciudadana “Alerta Isla Riesco”, denunciáramos por 2° vez a Mina Invierno: esta vez debido a la contaminación con carbón  en un río y borde costero, y la ruptura de un humedal en Isla Riesco. Ha pasado un año y aún no hay pronunciamiento de la “policía” ambiental de Chile, la Superintendencia del Medio Ambiente. La primera vez que denunciamos -también por contaminación- la autoridad se demoró más de un año sólo en levantar cargos, y tras dos largos años de hecha la denuncia, sancionó a Mina Invierno con el pago de un poco más de 100 millones de pesos (del cual se les descontó el 25% por pagar tempranamente). Perdón vamos en la octava frase y ya nos “trapicamos”.

NUESTRA FAMOSA SEGUNDA DENUNCIA POR COTAMINACIÓN

Luego de meses de seguimiento,  sin dar con información alguna, “no quedó otra” que reunirnos una vez más  con la autoridad para saber qué pasaba (pero ojo: esta reunión se tuvo que solicitar bajo la nueva plataforma del lobby. Qué ironía,  ¡nosotros, los “poderosos”! que no tenemos más que hechos, palabras y sed de lo correcto). Después de las formalidades, nos informaron que nuestra DENUNCIA HABÍA SIDO ACOGIDA “Gratias Ago Deo”- claro que nosotros, los denunciantes, ¡no sabíamos! al parecer, el aviso se perdió entre la pampa y los bosques de Isla Riesco.

Nadie pudo dar más detalles, ya que la investigación es de carácter reservado. Curiosa reserva, puesto que Mina Invierno, el denunciado, declaró hace meses tener información de los servicios relativa a la investigación[1]. Es así como entre el silencio de la autoridad a un año de la denuncia y la filtración  de documentos de una investigación “bajo reserva” ¡Estamos de Aniversario!

AYUDA PARA LA SUPERINTENDENCIA

Nos preocupa en extremo la lentitud del brazo armado del Ministerio de Medio Ambiente. Sabemos de sus esfuerzos, de las miles de causas que investigan y de su falta de recursos; pero también constatamos  que de nada sirve la denuncia de un/os ciudadano/s (colmados de evidencia) cuando, por ejemplo en el caso de Isla Riesco, desde que hicimos pública la denuncia la autoridad demoró dos meses en llegar al sitio del suceso para fiscalizar, el levantamiento de cargos demoró más de un año, la sanción dos, y cuando llegó la multa -a una empresa propiedad de los mayores grupos económicos de Chile, Angelini y Von Appen- fue irrisoria, no alcanzó a representar ni el 1% de las ganancias anuales de la empresa[2] (toda semejanza con otros sucesos es interpretación del lector).

¿Cómo ayudar? ¿Cómo gritar suficientemente fuerte para que el Gobierno, los gobiernos, entiendan la importancia de este servicio, que es una de las pocas esperanzas que tenemos las comunidades que vivimos al lado de proyectos altamente contaminantes? ¿Cómo hacer una gran campaña nacional para que a este organismo fiscalizador y sancionatorio se le entreguen los recursos que necesita? ¿Cómo hacer que los sistemas, procesos, resoluciones, etc. funcionen expeditamente dándole sentido a su existencia?

MINA INVIERNO

Mina Invierno, aprobada en el 2011 y  explotando carbón hace escasos tres años, no sólo ha sido multada por irregularidades ambientales[3] y actualmente es objeto de una nueva investigación, sino que además tiene a su haber un negro historial: ha funcionado sin pagar sus patentes comerciales[4], ha cobrado recursos públicos indebidamente[5], ha destruido sitios arqueológicos[6] y ha protagonizado accidentes con los cargueros de carbón. El primero chocando contra su muelle minero, y el segundo este año, impactando una roca en el Estrecho de Magallanes, corriendo el riesgo de derramar las 70 mil toneladas de carbón, en las cercanías del Parque Marino Francisco Coloane[7]. Como si esto fuera poco, ¡ahora pretende cambiar su método de extracción, usando TRONADURAS PARA SACAR EL CARBÓN! Todo esto bajo la timorata y a veces condesciéndete mirada de autoridades y organismos del Estado, que no exigen estudios profundos y rigurosos, que no aseguran la participación ciudadana, que no fiscalizan periódicamente, que sancionan tardíamente y que generan multas (es así como se reacciona en este rubro) que no educan, ni controlan nada. ¿Falta de recursos? Sí, obviamente y los demandamos a los cuatros vientos. Pero también hay que hablar de la falta de voluntad y de la urgente necesidad de un acuerdo político visionario, que junto a una activa demanda ciudadana diseñen un futuro para todos.

LA VELA DEL ANIVERSARIO

Pero ALTO, todo esto parecería suficiente ingrediente a este asado, mas hoy le agregamos un nuevo aliño: Mina Invierno ha anunciado que ante el bajo de precio del carbón tendrán que reevaluar sus costos de operación y ¡DECIDIR SI SIGUEN FUNCIONANDO! Los costos son “muy altos” declaran, un mensaje sutil y al mismo tiempo directo, indicándole a la autoridad la necesidad urgente de que aprueben las famosas Tronaduras, negadas en su Resolución de Calificación Ambiental, ya que serían -como si fuera posible- una “mina distinta, moderna, sin explosiones, integrada con el medio ambiente y actividades que la rodean”. También afirman que estudiarán POSIBLE DESPIDOS palabra clave, penetrante, activadora de miedos, endemoniada para cualquier Gobierno, (aún cuando esto signifique un CHANTAJE, que dicho sea de paso, es un proceder muy habitual en estos conflictos). En el  anuncio se destacó que Mina Invierno  “nunca ha pedido ayuda del Estado”[8]. El anzuelo fue bien cebado y tuvo resultados inmediatos: mientras algunos medios pedían “flexibilidad” a las autoridades al evaluar las próximas solicitudes de la empresa[9], el presidente de la CPC regional fustigaba al Gobierno por no ayudar a la pobre Mina Invierno. Y acá hay que detenerse ¿entramos  a una especie de “gallito” entre autoridades-empresa para que se la “salve oh César” o si no, nos castigará con su cierre?

¡Memoria por favor! Se presentan con bombos y platillos como un proyecto monumental, “Magallanes, energía para Chile”[10], “revitalizará la economía regional” anuncian,  aumentando el bienestar de los magallánicos… la siempre bien ponderada activación económica y la generación de empleos. Son “minería moderna con mínimo impacto“(aunque en el Estudio de Impacto Ambiental, se indicaron 22 impactos negativos versus dos positivos[11]: los económicos. Es decir, pensamiento recursivo).

¡Cuánta miopía! Estamos  frente a una DISYUNTIVA MUNDIAL, mientras Magallanes se proyecta como un polo extractivo de carbón, el mundo avanza hacia la disminución de los combustibles fósiles. Con todo esto, ¿es posible pensar que el Estado deba actuar, como un ñirre (noble árbol patagónico) subyugado re-torciéndose ante la fuerza viento? La manipulación es evidente y  el contexto es aprovechado mañosamente: mostremos nuestra influencia, maquillemos la escena del crimen (lugares contaminados), vamos con las Tronaduras, si no: cerramos.

LA PROPUESTA

Existen planes y programas concretos del gobierno local y nacional, de ongs, y agrupaciones ciudadanas, respecto al desarrollo que debiese tener la región y el país. Por ejemplo, en términos energéticos se apunta a DESCARBONIZAR LA MATRIZ, BAJAR LAS EMISIONES Y ESTIMULAR LAS ERNC ¡qué gran contradicción, pareciera que vivimos realidades paralelas!

Quizá, ante la evidencia de lo que está pasando con Mina Invierno, que no es precisamente el ícono de un desarrollo sustentable real (entiéndase fiel a su definición: a largo plazo, económicamente viable, respetuoso con el medio ambiente local y global, responsable con la comunidad interna -empleados- y la comunidad que le rodea) el Gobierno, en vez de doblegarse, podría enfrentar la situación como una oportunidad para tomarse en serio las propuestas (no sólo con discursos, por favor) que impulsen la innovación en la materia, dando dinamismo, estabilidad, diversificación y sustentabilidad a la región.

Hoy como en tantos temas en Chile, estamos enfrentados al poder anquilosado del que quiere manipular decisiones para el beneficio propio, el que lucha por imponer a toda costa su misión empresarial o personal. Estamos enfrentados a la mirada y conducta egocéntrica, a que todo impacto negativo es secundario -es el sacrificio necesario, el mal menor, que por supuesto viven otros- a la trampa mañosa que se aprovecha de las debilidades del sistema.

QUE SUENEN LAS SIRENAS DEL MUNDO, DE CHILE, DE NUESTRA REGIÓN, de cada comunidad que se sienta representada en esta historia. Que resuenen estas palabras, que el cuerpo se modifique al captarlas: SENTIDO (RAZÓN DE SER), VISIÓN, ÉTICA, COHERENCIA, HONESTIDAD, TRANSPARENCIA, CORRECCIÓN, CUMPLIMIENTO, RESPETO, SUSTENTABILIDAD…que resuenen ¿Acaso alguien no las quiere en lo que le importa?

A nosotros nos importa y hoy celebramos nuestra lucha, que es imagen y semejanza de muchas. Celebre con nosotros, ¡ESTAMOS DE ANIVERSARIO!

 

 

.

 

[1] TVN Red Austral. Entrevista del Sábado. Disponible en:  http://www.24horas.cl/regiones/austral/article1659168.ece

[2] Superintendencia del Medio Ambiente. 2014. Resuelve procedimiento administrativo sancionatorio, Rol D-021-2013, seguido en contra de Minera Invierno S.A. Disponible en: http://snifa.sma.gob.cl/RegistroPublico/ProcesoSancion/VerExpediente?expediente=D-021-2013

[3] La Tercera. 2015. Mina Invierno acepta y paga multa cursada por la SMA. Disponible en: http://www.latercera.com/noticia/negocios/2015/01/655-611757-9-minera-invierno-acepta-y-paga-multa-cursada-por-la-sma.shtml

[4] Radio Polar. 2015. Contraloría ordena cobro de patentes atrasadas a Mina Invierno. Disponible en: http://www.radiopolar.com/noticia_104342.html

[5] Radio Magallanes. 2014. Tesorería ordena a Mina Invierno devolver recursos públicos cobrados indebidamente por concepto de bonificación a la mano de obra. Disponible en:  http://www.radiomagallanes.cl/noticia.php?id_not=52609&utm_source=twitterfeed&utm_medium=twitter

[6] Terram. 2011. Informe del Consejo de Monumentos confirma daño arqueológico en Isla Riesco. Disponible en: http://www.terram.cl/2011/06/22/informe_del_consejo_de_monumentos_confirma_dano_arqueologico_en_isla_riesco/

[7] Las Últimas Noticias. 2015. Roca submarina dejó inclinada enorme nave en el Estrecho de Magallanes. Disponible en: http://www.lun.com/lunmobileiphone/Pages/NewsDetailMobile.aspx?dt=2015-01-07&BodyId=0&PaginaID=6&SupplementId=0

[8] La Prensa Austral. 2015. Marcos Büchi, presidente de Mina Invierno “Estamos haciendo todos los esfuerzos por mantener nuestra planta de trabajadores”. Disponible en: http://laprensaaustral.cl/cronica/marcos-buchi-presidente-de-mina-invierno-estamos-haciendo-todos-los-esfuerzos-por-mantener-nuestra-planta-de-trabajadores/

[9] ITV Patagonia. 2015. Se hacen los esfuerzos para la continuidad de Mina Invierno. Disponible en: https://www.youtube.com/watch?t=40&v=W1mByECEbjs

[10] Proyecto Minero Isla Riesco. Disponible en https://www.youtube.com/watch?v=giNWsqj4jg0

[11] Sistema de Evaluación Ambiental SEIA. Proyecto Mina Invierno 2010. Disponible en http://seia.sea.gob.cl/documentos/documento.php?idDocumento=4326584

LANZAMIENTO LIBRO ECOLOGÍA POLITICA. Comentarios de Ana Stipicic al Libro Ecología Política en Chile.

LANZAMIENTO LIBRO

ECOLOGÍA POLITICA

JUEVES 6 DE AGOSTO 2015, GAM

CLfQfR_WgAAfNzP

Comentarios de Ana Stipicic al Libro Ecología Política en Chile.

Primero que todo buena tardes y agradecer a los autores de este libro: Beatriz Bustos, Manuel Prieto y Jonathan Barton por esta invitación y confianza para  comentarlo y tratar de aportar desde nuestra experiencia, a través del caso de Isla Riesco.

Un poco de contexto, hace 5 años comenzamos con el trabajo y lucha por la defensa de Isla Riesco, la 4° isla más grande de Chile, ubicada al medio de la región Magallanes. La mitad de la isla es casi inexplorada, parte de la reserva nacional Alacalufes. En la otra mitad se realizan actividades productivas tales como la ganadería, turismo rural, natural y de conservación: Douglas Tompkins, conocido conservacionista es dueño de Cabo León, predio que pretende ser donado al Estado para ser un Parque Nacional. En este lugar las empresas Copec-Grupo Angelini y Ultramar- Grupo Von Appen, diseñaron un proyecto a gran escala de minería a cielo abierto de carbón que contempla la construcción de 5 mega minas, distribuidas en distintos sectores de la isla y un puerto en donde se acopia, chanca y se transporta el carbón. De llevarse a cabo  las cinco minas, la isla podría quedar seccionada en dos, ya que para comunicar las diversas faenas mineras y llevar el carbón al único puerto existente, es posible que la empresa minera decidiera construir una correa transportadora que atravesaría Isla Riesco, mitad a mitad.

La 1° de ellas, Mina Invierno, ha sido hasta el momento, el único proyecto sometido a evaluación ambiental. Este comenzó el año 2010 y dada las reglas de juego, como habitantes no nos quedó otra que organizarnos y participar bajo el sistema de evaluación ambiental. Nos arrojamos con todo el ímpetu que nos daba el amor a la tierra y su conocimiento, los argumentos técnicos y lo que creímos nosotros, era el sentido común. Tuvimos que hacer denuncias en contraloría por conflictos de interés de parte de autoridades que tomarían decisiones,  de servicios que siendo determinantes casi no participaron en la evaluación. Generamos más de 1200 observaciones (versus los servicios que hicieron entre 0 y 30, con la única excepción de la DGA), apelamos al Comité de Ministros para la Sustentabilidad, abrimos procesos legales en Tribunales Ordinarios y después en la Corte Suprema, hicimos campañas comunicacionales…en fin…aprendimos y trabajamos mucho,  sin embargo después de 1 año, Mina Invierno fue aprobada unánimemente en las diversas instancias, sellando así un nuevo, negro y triste futuro para Isla Riesco, para Magallanes, pero también para Constitución, Ventanas y Huasco, ya que el carbón extraído sería usado en las termoeléctricas de AES Gener, bajo el slogan “Energía de Magallanes, para Chile”.

En este punto es vital precisar que sólo la 1° mina, Mina Invierno, es la mina más grande carbón en Chile y una de las más grandes de sud América, que pretende explotar 73 millones de toneladas en 12 años, de carbón sub-bituminosos B y C, es decir, de bajo en poder calorífico, por lo que constituye uno de los peores carbones para ser usado en la generación eléctrica, con concentraciones de metales pesados superiores al límite de concentraciones ambientales aceptables según el protocolo de Wang  usado en EEUU: en  mercurio, arsénico, azufre, niquel, manganeso, cromo y berilio, incluso algunos de ellos superiores a lo tolerable.

Ingenuamente, aunque la tarea era titánica, pensamos que las consideraciones técnicas-científicas-objetivas, eran fundamentales en la evaluación ambiental, es por ello que hicimos enormes esfuerzos para poder fundamentar el porqué este era un mal proyecto y que los únicos beneficiados serían sus titulares, ya que considerábamos que no había nada que pudiera explicar y justificar: La destrucción de 1500 hectáreas, con corte de bosques nativos, secado de laguna, intervención total a cuenca hídrica, humedales, etc. para sacar 1 carbón tan malo que sería llevado a las hoy llamadas “zonas de sacrificio ambiental” para la generación eléctrica, que abastecería a la gran minería del norte de nuestro país, en un contexto mundial que además, cada día genera más alertas ante el cambio climático y sus efectos en el medio ambiente y la sociedad global, basado principalmente por nuestra profunda dependencia hacia los combustibles fósiles y el peor de todos, el carbón.

Estas decisiones no nos parecían lógicas, ni desde el punto de vista del desarrollo regional de Magallanes, que se basa en la ganadería, turismo y pesca; ni del punto de vista nacional, llevando este carbón a las zonas más intervenidas y contaminadas de Chile; ni del punto de vista internacional, que sabe de la necesidad urgente de la reducción de los gases efecto invernadero, y en donde Chile que ha suscrito tratados y convenios para enfrenta el cambio climático, muestra en su actuar grandes contradicciones, ya que sigue fomentando la industria del carbón, convirtiéndose en el segundo país que más ha aumentando sus emisiones de CO2 per cápita.

Al leer este libro de Ecología Política en Chile y los múltiples puntos de análisis que ahí se tratan para explicar qué lógicas sustentan este y otros proyectos extractivos altamente contaminantes y destructores de los espacios donde se insertan, es posible entender que bajo nuestro sistema neoliberal, implementado hace 40 años atrás, que declara, entre otras cosas, que permite hacer una gestión eficiente de los recursos naturales, el caso de Isla Riesco constituye un ejemplo para visualizar la lógica imperante:

  • Mercantilización de la naturaleza basado en la explotación de los recursos naturales
  • Libre elección de empresas privadas de qué negocio quieren hacer, cómo y dónde. Libre transacción
  • Interés, facilitación y resguardo del Estado ante la inversión privada, sea esta cual sea y que se fortalece aún más bajo la premisa de generación de movimiento económico, empleo y en este caso en particular, de recursos energéticos en un contexto de casi total dependencia de uso de fósiles y concentración de mercado
  • Modelo político y administrativo de toma de decisiones centralizado que excluye a las comunidades afectadas
  • Externalidades negativas que son sufridas por los que habitan los territorios intervenidos
  • Invisibilización y desestimación de “otras formas de vida” etc.

Este es un tema de poder y asimetrías del mismo, de la distribución de recursos ambientales como derechos de propiedad, lo que le otorga legitimidad dentro del sistema, y de saberes y conocimientos que sustentan distintas formas de entender y hacer producir a la naturaleza.

Mina Invierno, Pascua Lama, Alto Maipo, etc. son proyectos que proponen transformaciones radicales en la geografía económica, ambiental y social del país, por lo que inevitablemente estamos obligados a entender este tema como un fenómeno político.

De este libro se desprenden muchas preguntas, entre ellas:

  • Cuál es el rol de la naturaleza en Chile?
  • Cómo los seres humanos seguiremos co-habitando el mundo sin destruirlo y destruirnos a nosotros mismos?
  • Que cambio cultural, valores, prácticas necesitamos implementar para hacer de nuestro estar en el mundo algo sostenible?
  • Como detener la homogeneización bio cultural y valorar e internalizar la multiplicidad de riquezas del mundo natural que nos rodea? Nuestros hábitat nativos? Es difícil apreciar, sentir aprecio- afecto, unión,  e identificación con algo que no conoces, no experimentas, pocos habitantes de Magallanes conocen Isla Riesco. Los mega proyectos económicos prestan poca atención a los hábitos y hábitat de las comunidades donde imponen su desarrollo, es por ello que el rol del Estado debiera  ser clave en el resguardo ambiental, social y cultural. Sin embargo, nuestra gobernanza  ambiental, está totalmente basada en la concepción de la naturaleza como una mercancía transable en el mercado, es decir, bajo un paradigma de neo liberalización de los recursos naturales.

Esto en parte se ha dado por la concepción del rol del mercado como ente neutral y libre de ideología, que ha sido definido como un deseable para la gestión de los recursos naturales, sin embargo el conjunto de temas tratados en este libro y nuestra experiencia nos confirman que esto no es así, entre otros:

  • Acá hay intereses particulares de un sector de la sociedad que fluyen hacia usos extractivos específicos del agua, la tierra etc. marginando otros usos
  • Privilegia a determinadas personas en desmedro de otras y del medio ambiente
  • Se observan patrones de poder que determinan el acceso y la exclusión de ciertos sujetos
  • Se generan conflictos sociales en donde hay ganadores y perdedores (no sólo en términos económicos y de acceso a recursos, que podría ser “remediable” a través de subsidios), si no perdedores en cuanto al respeto por la diversidad de formas de vida, que viven con y de la naturaleza, etc, etc, etc.

Es hora de mirar este tema de frente y hacernos cargo de sus complejidades, ya que nada cambiará si no cambiamos las reglas del juego, nuestra forma de habitar el mundo, el ver y entender el desarrollo, sobre todo, entender y respetar que la visión de “desarrollo” puede variar, y esas visiones deben ser respetadas e incluidas a la hora de habitar nuestro territorio. De no ser así, seguirán habiendo conflictos como los de Magallanes con los impactos de la megaminería de carbón en la biodiversidad de Isla Riesco, Valdivia con la muerte de los cisnes, Puerto Montt con el virus que afectó a los salmones, Alto del Carmen con la destrucción de los glaciares, Quinteros con la contaminación de la escuela de la Greda y derrames de petróleo, así como en la bahía de San Vicente, el Maule con la mortandad de peces en el  río Mataquito, Chañaral con los relaves mineros, Arica con la contaminación por plomo, Los Vilos con la contaminación y sequía en Caimanes, Antofagasta, Calama y Tocopilla con la contaminación por arsénico y plomo, Huasco con la mortandad de olivos y contaminación de los peces, etc. etc, etc. (desde ya pido disculpas a tantos otros lugares que no he nombrado y que vivieron o están viviendo distintos tipos de afectaciones socio-ambiental)

Como señaló el cantautor Atahualpa Yupanqui “Hay gente que mira la tierra y ve tierra no más”. Nuestro camino ha sido decidido,  y hemos comprendido que estos temas debemos tratarlos inminentemente a nivel político, ya que nada cambiará sino despertamos a los efectos de nuestra nefasta comprensión del mundo, como tierra nos más, como recursos no más, como negocios no más.

Gracias y felicitaciones a los autores de Ecología Política en Chile.

Ana Stipicic

Coordinadora Nacional

Alerta Isla Riesco

www.alertaislariesco.cl

 

OP1

SERVICIOS DEL ESTADO RECHAZAN SOLICITUD DE MINA INVIERNO PARA HACER TRONADURAS EN ISLA RIESCO

SERVICIOS DEL ESTADO RECHAZAN SOLICITUD DE MINA INVIERNO

PARA HACER TRONADURAS EN ISLA RIESCO

Declaración Pública de Alerta Isla Riesco 29 de Abril 2015

 

Alerta Isla Riesco celebra y comunica a la ciudadanía que el día 28 de abril de 2015, el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) de Magallanes ha resuelto dar “TÉRMINO ANTICIPADO” a la Declaración de Impacto Ambiental presentada por Mina Invierno, para hacer tronaduras en Isla Riesco, por carecer de información relevante para ser evaluada.

De modo de entender cómo ha sido este proceso, es importante recordar que en mayo del 2014 la empresa Mina Invierno, propiedad de Copec y Ultramar, declaró públicamente su intención de usar tronaduras en Isla Riesco para explotar el carbón, presentando al Servicio de Evaluación Ambiental una “solicitud de pertinencia” que buscaba obtener un permiso para realizar explosiones SIN ingresar al Sistema de Evaluación Ambiental. Esta práctica, implicaba un cambio significativo en los procesos de Mina Invierno y no estaba incluida en la Resolución de Calificación Ambiental (RCA), por lo que sus impactos no habían sido evaluados en el Estudio de Impacto Ambiental, pues en reiteradas ocasiones la empresa negó ante la autoridad y la ciudadanía que emplearía tronaduras como parte de su proceso extractivo. Desde ese entonces, como Alerta Isla Riesco comenzamos un arduo trabajo para solicitar que los impactos socio-ambientales del uso de explosivos a gran escala, fueran evaluados con rigurosidad a través del Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA), a pesar que las afirmaciones de la empresa aseguraban que “no existía mérito suficiente para que el ajuste antes descrito fuese sometido al SEIA”, sin embargo en esos momentos el SEA Magallanes rechazó la solicitud de pertinencia y exigió el ingreso del proyecto a evaluación.

El 23 de marzo del presente año, una vez más Mina Invierno intentó lograr la aprobación del uso de tronaduras, esta vez ingresando una Declaración de Impacto Ambiental (DIA), figura que evitaba un estudio profundo y una participación ciudadana amplia, con todos los beneficios que entrega un Estudio de Impacto Ambiental (EIA) a la comunidad. Ante esto, Alerta Isla Riesco y más de 20 personas naturales (comuneros, científicos y ciudadanía en general) en conjunto con las organizaciones FIMA, Fundación Yendegaia y Chile Sustentable, solicitaron abrir un proceso de participación ciudadana, de manera de estar preparados ante la posibilidad de que el DIA fuera aceptado por la autoridad. Paralelamente en el proceso de evaluación ante el uso de tronaduras, diferentes servicios de Estado se pronunciaban sobre la iniciativa, de los cuales cuatro (Sernapesca, CONAF, Municipio de Río Verde y DOH) se manifestaron inmediatamente conformes, tres (SEC, Seremi de Energía y Seremi de Bienes Nacionales) se abstuvieron de participar por considerar que los temas analizados no eran de su competencia y nueve (SERNATUR, CONADI, DGA, SAG, Seremis de Transporte y Telecomunicaciones, Medio Ambiente, Geología y Minería, Salud y Agricultura) realizaron observaciones solicitando más información, ya que tal como estaba, el proyecto no podía ser evaluado en propiedad.

Este28 de abril, el SEA Magallanes HA RECHAZADO LA DECLARACIÓN DE MINA INVIERNO POR CARECER DE INFORMACIÓN RELEVANTE PARA SER EVALUADA. Entre otras cosas, los servicios del Estado destacan que: a) el análisis de dispersión y depositación de material particulado (MP) se encuentra subestimado, porque no existe evaluación sinérgica de las otras fuentes de emisión y no presenta un modelo de dispersión, b) para al impacto acústico no se determinó el área de influencia del proyecto y tampoco consideró los efectos sinérgicos de otras fuentes emisoras, debiéndose considerar en su peor escenario, c) el proyecto no acompaña antecedentes del componente fauna, por lo que no es posible analizar y descartar el nivel de afectación sobre especies en distintos grados de conservación, d) el titular no reconoce, y en consecuencia no describe en términos generales la presencia de grupos humanos en el área de influencia del proyecto, e) no existe informe consolidado sobre estudios realizados en la zona en referencia a la arqueología o asentamiento de grupos humanos, siendo una zona de alta concentración de sitios arqueológicos y de confluencia de los pueblos Kawésqar y Tehuelche, y por último, f) el proyecto no contempla la suma de los impactos provocados por la modificación del proyecto con RCA vigente, por nombrar los temas más relevantes observados.

La ausencia de este tipo de información, que es vital para analizar el uso de Tronaduras de parte de Mina Invierno, manifiesta no sólo la falta de seriedad y profundidad con que la empresa analizó los posibles impactos, si no el poco respecto que la misma demuestra por el resguardo del medio ambiente y la comunidad que le rodea.

HOY CELEBRAMOS LA DECISIÓN DE LA AUTORIDAD AMBIENTAL que efectivamente hace respetar la Ley, tal como lo hemos solicitado durante todo este proceso, sin embargo como agrupación nos parece preocupante que la misma resolución deje abierta la posibilidad que, una vez subsanada la ausencia de información y precisión de múltiples competentes afectados, Mina Invierno pueda nuevamente entrar al sistema de evaluación ambiental bajo la categoría de Declaración de Impacto Ambiental. A nuestro juicio y de manera de ser categóricos creemos que la autoridad debió haber indicado claramente en su resolución que, el proyecto para usar Tronaduras en Isla Riesco debe entrar bajo un Estudio de Impacto Ambiental, ya que como ha quedado en evidencia, requiere de un análisis en profundidad, tanto de parte de la empresa proponente, organismos evaluadores del Estado, como así también para respetar el derecho de una participación ciudadana amplia y con mayores plazos para generar sus aprensiones y observaciones, derechos que no son parte del sistema, si Mina Invierno decidiera nuevamente entrar bajo DIA.

Ante estos hechos declaramos nuestra satisfacción ante una decisión que se auguraba obvia y necesaria, sin embargo no entendemos cómo es posible que dado los antecedentes que hoy se tienen, no se exija a Mina Invierno hacer las cosas como corresponde, de modo de SEÑALAR UN CAMINO PLENO DE RIGUROSIDAD, IMPECABILIDAD Y RESPONSABILIDAD EMPRESARIAL, respetando los derechos del resto de la sociedad. Si Mina Invierno insiste en re-ingresar su proyecto sólo declarando sus impactos ambientales, Alerta Isla Riesco seguirá trabajando en la necesidad de a lo menos lograr un Estudio de Impacto Ambiental.

 

Alerta Isla Riesco

logo-bn-isla

OP1

“Ni el Estado ni la Comunidad es Responsable de la Situación de Mina Invierno”

“Ni el Estado ni la Comunidad es Responsable de la situación de Mina Invierno”

Declaración Pública Alerta Isla Riesco 16 de Abril 2015

 

Durante las últimas semanas, y en medio del proceso de evaluación del proyecto de Mina Invierno que pretende realizar tronaduras en Isla Riesco, hemos sido testigos de una campaña mediática que, no sólo pretende desprestigiar sin argumentos nuestra solicitud (amparada por la Ley) de que la empresa realice un Estudio de Impacto Ambiental y no una simple Declaración de Impacto, sino que además se nos ha sindicado como posibles responsables de generar un “gravísimo daño al desarrollo de la región[1], entre otras cosas (Ver declaraciones de CPC, Corfo y Sindicatos Mina Invierno)[2].

Especial atención hemos puesto en el último comunicado de prensa difundido por los Sindicatos de Mina Invierno, en que se afirma que “existe preocupación ante el futuro del proyecto ingresado al SEA, luego que los entes fiscalizadores tomen una decisión que, de ser adversa, comprometería a más de 600 puestos de trabajo y, por ende, a las cerca de mil familias que dependen de esta fuente laboral.[3] La preocupación expresada por los trabajadores, que temen por su estabilidad laboral, proviene de la idea de que son el Estado y los “opositores a la minera” los responsables de asegurar su empleo, generando de este modo una presión indebida a las autoridades al momento de evaluar la Declaración de Impacto Ambiental. Es importante destacar que la empresa Mina Invierno afirmó en su Resolución de Calificación Ambiental del 2011, que la mano de obra durante el proceso de construcción sería de 630 personas, y durante el proceso de operación, de 830[4], y que la reducción actual del personal se debe a una contracción en el mercado (que ha sido difundida por la propia empresa), en que el valor del carbón ha disminuido considerablemente desde que se aprobó el proyecto[5], y por otro lado, a que la empresa no previó la dureza del suelo y la eficiencia de sus equipos de extracción, ambos temas ajenos al Estado y a la comunidad.

Nos parece de suma importancia tomar nota de esta seria amenaza sobre los trabajadores, y sobre todo, de cómo la empresa logra desligarse de su responsabilidad de cumplir con sus acuerdos, sindicando como responsables al Estado y comunidad disidente, de la estabilidad laboral que ellos deberían proveer.   A pesar de esto, esperamos que la evaluación del proyecto sea realizada en su mérito técnico, tal como ya lo han hecho, no sólo la Seremía de Medio Ambiente, si no que siete servicios más, que han debido solicitar mayor información a Mina Invierno, ya que la Declaración de Impacto Ambiental carece de información relevante para poder evaluar en propiedad los impactos que tendrían las tronaduras en Isla Riesco.

Algunas firmas que suscriben la declaración pública: Chile Sustentable; Frente de Defensa Ecológico Austral; FIMA, RealChile; concejal Mario Pascual, presidente de las comisiones de Medio Ambiente y Salud; Juan Capella, biólogo, especialista en cetáceos.

 

Atentamente,

Alerta Isla Riesco

 

[1] Eduardo Bitrán. Vicepresidente de CORFO. 9 de abril de 2015. La Prensa Austral (http://www.laprensaaustral.cl/cronica/vicepresidente-de-corfo-y-cuestionamientos-a-tronaduras-no-se-pu-50373)

[2] Alejandro Kusanovic. Presidente de CPC Magallanes. 31 de marzo de 2015. La Prensa Austral (http://www.laprensaaustral.cl/cronica/critican-falta-de-rigurosidad-de-parlamentarios-en-evaluacin-de–50045). Eduardo Bitrán. Vicepresidente de CORFO. 9 de abril de 2015. La Prensa Austral (http://www.laprensaaustral.cl/cronica/vicepresidente-de-corfo-y-cuestionamientos-a-tronaduras-no-se-pu-50373). Sindicatos Mina Invierno. 14 de abril 2015. La Prensa Austral (http://www.laprensaaustral.cl/cronica/sindicatos-de-mina-invierno-salen-al-paso-de-crticas-recibidas-a-50520)

[3] Sindicatos Mina Invierno.  14 de abril 2015.  La Prensa Austral (http://www.laprensaaustral.cl/cronica/sindicatos-de-mina-invierno-salen-al-paso-de-crticas-recibidas-a-50520)

[4] Resolución de Calificación Ambiental. N°025/2011, proyecto Mina Invierno. Considerando 4.1.5.

[5] Investment Mine. 5 year coal prices and price charts (http://www.infomine.com/investment/metal-prices/coal/5-year/)

OP1

COMUNICADO DE PRENSA. TRONADURAS EN ISLA RIESCO

Como Alerta Isla Riesco, manifestamos nuestra profunda preocupación ante el ingreso al Servicio de Evaluación de Ambiental de Magallanes, la Declaración de Impacto Ambiental interpuesta por la empresa Mina Invierno, que busca incorporar tronaduras en su proceso de remoción de material estéril, para extraer el carbón de Isla Riesco. Esta práctica, que implicaría un cambio significativo en los procesos de Mina Invierno, no está incluida en  la Resolución de Calificación Ambiental del 2011 (RCA), es más, sus impactos no fueron evaluados en el Estudio de Impacto Ambiental (EIA),  pues en reiteradas ocasiones la empresa negó ante la autoridad ambiental que emplearía tronaduras como parte de su proceso productivo.

 

Mina Invierno, con sólo cuatro años de funcionamiento, ya cuenta con un historial que ha afectado la estabilidad ambiental, social y económica de Isla Riesco, lo que pone en duda su capacidad de realizar una iniciativa de tal complejidad y magnitud.  De hecho, algunas denuncias han sido corroboradas por la autoridad ambiental y resultaron en una multa a la empresa, y otras están siendo investigadas por la Superintendencia de Medio Ambiente y la Brigada de Delitos Ambientales de la PDI.

 

Es en este contexto que Mina Invierno, con el objeto de aumentar su producción y reducir sus costos, pretende realizar explosiones en Isla Riesco. Para ello, el martes 10 de marzo Mina Invierno ingresó al SEIA una Declaración de Impacto Ambiental (DIA), sin embargo, un análisis realizado bajo esa figura evita  un estudio profundo y una participación ciudadana amplia, con todos los beneficios que entrega un Estudio de Impacto Ambiental (EIA) a la comunidad

 

Ante este escenario, nos parece de suma importancia mencionar que el uso de tronaduras podría tener un sinnúmero de consecuencias negativas tanto para el ambiente como para la comunidad. En el caso de Isla Riesco podemos señalar por ejemplo a) la contaminación acústica y sus consecuencias tanto sobre la fauna adyacente como los vecinos, b) el levantamiento de material particulado (que se agrava por ser un lugar con vientos que pueden superar los 100km/hr), c) la ruptura de rocas subterráneas con la consecuente alteración y probable contaminación de las napas de agua, d) el deterioro de la calidad de vida de los habitantes de la isla y e) el desmedro a otras actividades productivas como el turismo rural y la ganadería. Los efectos precedentemente enumerados, coinciden con los mencionados en la ley de Bases del Medio Ambiente, en su artículo 11, que indica que de producirse al menos uno de ellos, el proyecto debiese ser analizado como Estudio de Impacto Ambiental.

 

Por otro lado, la modificación sustantiva de proyectos, viola el espíritu de la ley de Base del Medio Ambiente (artículo 11 bis), evitando el análisis global y sistémico de los múltiples impactos y contaminación generada. Este recurso, utilizado de forma recurrente por empresas contaminantes para lograr la aprobación ambiental, especialmente empresas extractivas y de generación eléctrica, es una señal equívoca para la ciudadanía, ya que no da garantías de un proceso integral y respetuoso de los EIA y del cumplimiento de las RCA.

 

Por último, varios temas de importancia no fueron correctamente resueltos en el EIA de Mina Invierno, y deben ser analizados a la hora de estudiar el uso de tronaduras, algunos de ellos son: a) modelo de dispersión de contaminantes, b) calidad del carbón, c) la presencia de fallas geológicas bajo la zona de explotación y d) la identificación de impactos fuera del área de influencia directa declarada, que sólo abracó los predios mineros.

 

En base al historial ambiental de Mina Invierno, que no da garantías a la hora de incorporar un nuevo factor de riesgo al proyecto; a los posibles impactos que las tronaduras generarían en Isla Riesco y que coinciden con los mencionados en la Ley; a la falta de garantías que significa la modificación sustantiva de los proyectos, a la violación al espíritu de la Ley; y a la falta de resolución de temas fundamentales en el EIA original de  Mina Invierno, consideramos que el Servicio de Evaluación Ambiental de Magallanes, deberá requerir un Estudio de Impacto Ambiental para evaluar en propiedad los impactos socio-ambientales que conlleve la utilización de tronaduras en Isla Riesco, garantizando una evaluación profunda y determinando todos los impactos y riesgos del uso de explosivos en Isla Riesco, otorgando así mayor legitimidad al proceso y al rol del SEA.

Comunicado de Prensa Mina Invierno: CP-Ingreso-DIA-Tronadura

Mina Invierno-7