OP1

CONFERENCIA ALERTA ISLA RIESCO

Minuta Conferencia Prensa Alerta Isla Riesco. 30 Julio 2011

En el marco de la inminente votación del Comité de Ministros sobre el 1er proyecto de mega explotación de carbón “Mina Invierno” en Isla Riesco; la toxicidad en los resultados médicos arrojados por los niños de la Escuela “La Greda”, en Puchuncaví, y por el evidente deterioro de la salud y la actividad productiva en las comunidades aledañas a las termoeléctricas en base a carbón, la organización Oceana, parlamentarios y agrupaciones ciudadanas exigieron al Gobierno iniciar estudios propios y de calidad sobre la presencia de mercurio, entre otros metales pesados, en el carbón usado como combustible en Chile.

“La liberación de mercurio al ambiente puede afectar gravemente la salud de las personas, especialmente de los niños y mujeres embarazadas. Las termoeléctricas a carbón son las mayores emisoras de este metal pesado y, por lo tanto, debemos saber si se está poniendo en riesgo la salud de la población, especialmente en sectores con gran concentración de estas centrales como Ventanas, Huasco, Coronel, Mejillones, Tocopilla, entre otras. Este debería ser un tema prioritario para el Gobierno debido a la gravedad de sus potenciales impactos”. Asimismo, la medición de las emisiones al aire de este metal en cada termoeléctrica como su presencia en especies marinas aledañas a sectores saturados de estas plantas. señaló el director ejecutivo de Oceana, Alex Muñoz.

El mercurio es un metal altamente tóxico que, una vez emitido a la atmósfera, decanta sobre la tierra y los océanos, acumulándose en las especies marinas y en las personas que las consumen. En ellas puede causar serios problemas neurológicos y malformaciones en fetos.
Diversos estudios científicos han demostrado la directa relación entre el uso de carbón como combustible para producir energía, particularmente en centrales termoeléctricas, y el incremento perjudicial de los niveles de mercurio en la atmósfera y los ecosistemas. En Chile el “Inventario y Plan de Gestión de Riesgos para el Mercurio” publicado por el Gobierno el año 2008, señala que unos de los sectores productivo que más contribuye con la liberación de este metal al aire, son las centrales termoeléctricas de energía en base a carbón, biomasa y otros combustibles fósiles, seguido por las fundiciones mineras.
En este contexto, el diputado (PPD) Enrique Accorsi exigió al Gobierno destinar recursos del Estado a través del Instituto de Salud Pública que permitan generar estudios de calidad independientes a los que hasta hoy sólo entregan las empresas privadas titulares de los proyectos “es urgente que exista una línea de base que investigue la calidad de los carbones que se usan en las termoeléctricas en funcionamiento y las que vendrán con especial énfasis en el carbón colombiano, petcoke y el que provendrá de Isla Riesco, para determinar los metales que afectan gravemente la salud de las personas así también la flora y fauna”.

Frente a la próxima votación, el 8 de agosto, de “Mina Invierno”, el primero de cinco proyectos de explotación de carbón a cielo abierto que se pretenden realizar en Isla Riesco, Ana Stipicic, vocera de Alerta Isla Riesco, aseguró que, en su conjunto, podrían abastecer a todas las termoeléctricas en base a carbón del país, enfatizó que “lo más preocupante es que el carbón que se encuentra en grandes cantidades en Isla Riesco es del tipo sub-bituminoso B y C, es decir, uno de los peores carbones que pueden ser usados en las termoeléctricas. Con alto porcentaje de cenizas, clave en la afectación ambiental en donde será quemado y totalmente por sobre los límites aceptables internacionalmente en azufre y mercurio, entre otros”.

De manera preliminar un informe geológico realizado recientemente en Isla Riesco para caracterizar el carbón, indica la presencia de tres elementos químicos peligrosos -arsénico, mercurio y manganeso- en niveles superiores a los tolerables, en un porcentaje importantes del carbón muestreado. Asimismo, el informe señala que estos tienen un poder calorífico inferior a medio lo que, junto a otros parámetros químicos, permite clasificar al carbón de Isla Riesco como altamente contaminante.

Oceana señaló que la solicitud que está haciendo al Gobierno se enmarca dentro de las recomendaciones que la misma CONAMA aprobó el año 2009 para abordar el problema del mercurio proveniente de centrales termoeléctricas. Entre ellas destaca la recomendación de incentivar en el corto plazo las mediciones voluntarias del metal y establecer un registro confiable y adecuado de las mismas para el mediano plazo; incorporar al mercurio como parámetro en la Norma de Emisión para Centrales Termoeléctricas e introducir la exigencia de caracterización de contenido de mercurio en el carbón a utilizar; y modificar la norma chilena de Calidad de los Combustibles.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>