OP1

CIUDADANÍA, SOCIO INDISCUTIBLE PARA EL DESARROLLO SUSTENTABLE

Desde ya hace algunos años y con más fuerza que nunca,  las agrupaciones civiles socio-ambientales estamos conformándonos, agrupándonos, educándonos, participando y siendo parte de la discusión necesaria que debe haber en nuestro país, en esta crucial e imperante temática que afecta a Chile y al mundo entero, la sustentabilidad de los emprendimientos y el cuidado de nuestro patrimonio natural-ambiental.

Nuestra labor principalmente ha sido participar en los procesos de evaluación ambiental de mega proyectos que pretenden instalarse en nuestra regiones, nuestra tierra, nuestra casa; entender cómo funciona la ley, regulaciones y normativas del sistema y al mismo tiempo visualizar sus fallas, debilidades y ausencias; difundir acerca de la naturaleza de los proyectos y alertar en cuanto a sus impactos; denunciar la falta de fiscalización, los impactos ambientales dados por la mala evaluación y ponderación de los mismos, así como, por la mala gestión, manejo o simplemente desidia de los responsables.

Sin embargo también hemos entendido que nuestra labor y responsabilidad es aún más grande, necesaria y ambiciosa; debemos mostrar nuestra óptica ética, nuestros desafíos futuros como humanidad, parte de los ideales que debieran marcar nuestro rumbo, aportar en cuanto a la educación y conformación de la masa crítica necesaria para avanzar, etc., es decir, ser parte del Sueño Humano, de EVOLUCIONAR en todas sus formas.

Ante este desafío, nuestro llamado y nuestro trabajo;

  • La salud de las personas y del medio ambiente, en donde se desenvuelven y desarrollan sus vidas no tienen precio, es rol del estado de Chile, encabezado por el gobierno, hacer valer los derechos fundamentales establecidos en nuestra constitución; como también lo es discernir y entender que aunque estamos bajo un estado de derecho, no todo lo que permite la ley es de suyo ético, y que a veces lo legal, no es necesariamente lo moral. De ahí la decisión política de actuar bajo un modelo ético que ponga a la persona y su medio ambiente, en el centro de atención.
  • ¿Será posible que podamos asimilar y comprender que el crecimiento económico no es necesariamente sinónimo de bienestar, desarrollo y felicidad?
  • A nuestro presidente Don Sebastián Piñera, a sus ministros, y a las autoridades que vendrán, necesitamos muestras de voluntad política y esfuerzos para re-establecer las confianzas. Dado su fundamental rol como presidente, los ciudadanos necesitamos y deseamos verlo y vernos trascender.
  • También hacemos un llamado a los políticos, queremos representantes con vocación de servicio público, que de verdad se preocupen por legislar, fiscalizar y promover nuevas maneras de enfrentar los desafíos. Durante los últimos meses, la ciudadanía ha dado muestras claras de indignación y hartazgo ante la forma como se está haciendo política en nuestro país, por ello hoy el clamor es fuerte y la demanda inminente. Necesitamos que sean voz y voto de nosotros, los ciudadanos, y no de sus partidos, coaliciones o de intereses personales.
  • A las grandes empresas, las cuales debieran honrar su importante lugar en la sociedad, como actores relevantes del desarrollo económico, social, ambiental e individual. Las decisiones empresariales tienen un componente ético que no se puede evitar. No da lo mismo la decisión de emprender una u otra cosa, ni el modo en cómo se emprenden, no se puede perseguir un bien a través de un mal (Chomali y Majluf).
  • Hoy las empresas tienen como desafío conjugar su viabilidad económica con su preocupación y actuación en los grandes problemas que tiene nuestra sociedad. Deben asumir en su actuar el valor supremo de la persona como fin (Chomali y Majluf), entendiendo a la persona en relación a su entorno y que este también será el hábitat de las futuras generaciones.
  • Está claro que lo algún día fue una manera de mirar e intervenir el mundo, generando progreso y riqueza a toda máquina, hoy necesariamente ya no lo es. La fuerza de los cambios marca una urgente necesidad de acompasar el crecimiento con los ritmos de la naturaleza, entendiendo sus límites, como así, respetar y dar el justo valor a la diversidad de opciones y formas de vida, que no tienen como objetivo el tener y producir más, sino el conservar lo que se es y tiene como un tesoro de incalculable valor, para nuestro linaje, que más temprano que tarde, marcarán nuestro ajuste armónico con el medio ambiente que nos rodea, generando una nueva manera de estar en el mundo.
  • Es por ello, que hoy necesitamos hacer un llamado a las grandes empresas y a los grupos económicos de nuestro país, a que sean parte de este desarrollo sustentable de nuestra tierra y su gente, a que nos honren sintiéndonos orgullosos de sus progresos, pero también de sus aportes y su huella en la historia. Claramente la escala de nuestros retos viene a modificar la escala de nuestras respuestas (Dany Cohn Bendit) y nada quedará escrito, más que lo que su actuar genere por el bien y futuro de Chile.
  • Finalmente, a toda la sociedad civil, un llamado a despertar, a salir del individualismo y estancamiento consumista de este sistema neoliberal que ha tomado nuestras vidas por asalto, debemos ser más solidarios, interesados y comprometidos con el futuro de nuestro país, gente y nuestra tierra. Para hacerlo responsablemente no hay nada más poderoso que la información, sentir los desafíos comunes como propios y finalmente hacer algo, involucrase, generar cambios a través de la acción. El dar sentido a nuestras vidas, el crear más allá de nosotros mismos y de nuestro círculo, no sólo alimenta el alma, sino que es un potente generador de más y mejores cosas. Al final lo que pase o no pase también es nuestra responsabilidad.

 

En esta tónica, Alerta Isla Riesco, a través de su campaña 2013 “MOVING CHILE”  http://alertaislariesco.cl/movingchile/ entrega su aporte y la constatación de su involucramiento, generando un llamado pro-positivo y esperanzador que invita a que todos seamos protagonista de esta evolución, ya que creemos que todo es posible, en la medida que haya VOLUNTAD, de todos y cada uno de los sectores involucrados.

Nuestra VOLUNTAD está puesta sobre la mesa, esperando con los brazos abiertos el despertar y/o renacer de las otras.

 

Muchas gracias,

 

Ana Stipicic

Coordinadora y Vocera

Grupo Alerta Isla Riesco

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>