Las razones de los opositores a Isla Riesco

Diferentes organizaciones ambientalistas se unieron contra el proyecto minero Isla Riesco. Acusan daños a ballenas y pingüinos, contaminación marina e impacto en localidades aledañas a las termoeléctricas que utilizarán el carbón. Aquí exponen algunos de sus argumentos.

 

Ana Stipicic, Alerta Isla Riesco

Mina Invierno contempla la afectación directa de 1.500 hectáreas, compuestas por bosques, lagunas, valles, humedales y praderas. De éstas, 500 hectáreas, que son equivalentes al tamaño de 75 estadios Nacional, incluyendo todo su entorno de 180 metros de profundidad, serán el rajo abierto, la herida en Isla Riesco.

Nadie ha podido determinar con precisión cuántos y cuáles serán los impactos directos, sobre todo porque el proyecto minero contiene una serie de errores y omisiones garrafales que ninguna autoridad observó de manera responsable.

Álex Muñoz, director ejecutivo de Océana

Isla Riesco está emplazada en una zona muy frágil y vulnerable, el seno Otway. Contiene una pingüinera con 10 mil pingüinos de Magallanes, una de las más importantes del mundo, que va a ser significativamente afectada, tanto por la contaminación como por el tráfico marítimo del transporte de este carbón. También tememos cualquier derrame de petróleo que se pueda producir y el riesgo puede ser bastante alto, algunos han llegado a señalar que del 10%.

Un derrame en el seno Otway, que es un mar cerrado, un mar interior, puede ser tremendamente grave, puesto que se va a acumular la contaminación y vamos a perder el ecosistema, sin poder recuperarlo durante varias décadas.

Alrededor de Isla Riesco conviven una serie de especies emblemáticas para nuestro país. Además de pingüinos, hay cuatro especies de delfines, entre ellos, el delfín chileno, que es una especie endémica, está en una situación muy grave y también puede verse afectado por el tráfico marítimo y la contaminación.

Cerca de Isla Riesco también está el Parque Marino Francisco Coloane, creado justamente para proteger a las ballenas que circulan en esta área. También pueden ser afectadas por las rutas de transporte del carbón. No es raro que se produzcan choques entre las ballenas y los barcos y también puede producirse una contaminación de las aguas donde estas ballenas tienen su hábitat natural. Podrían morir algunas de esas especies y otras emigrar, es muy grave.

Además, al ser un carbón de tan mala calidad, las termoeléctricas que lo usarán en el norte del país van a emitir toda esta contaminación a la población y el medio ambiente. Este carbón tiene alta concentración de mercurio, que es un metal pesado que cuando se libera al ambiente, decanta en el mar y en las personas, lo que puede causar mal formaciones en fetos, problemas neurológicos y otros problemas de salud muy graves.

Flavia Liberona, directora ejecutiva de Fundación Terram

El carbón está clasificado en bituminoso y sub-bituminoso. Las clasificaciones tienen que ver con el poder calorífico y la cantidad de contaminantes que emiten al aire. El carbón de Isla Riesco es de mala calidad, porque su poder calorífico es bajo y la cantidad de contaminantes que emite al aire es alta. Concentra mucha humedad, por lo tanto, debes quemar mucha cantidad para producir calor y energía para hacer funcionar una termoeléctrica.

Entonces, aprobar esta explotación de carbón no tiene ni pies ni cabeza, fuera bueno o malo. Más encima, este es malo y a tajo abierto, ni siquiera subterráneo o bajo el mar, con todo ese polvillo. No tiene ni pies ni cabeza desde el punto de vista de la salud de las personas, en las localidades donde va a ser utilizado el carbón. No tiene ni pies ni cabeza en términos de los ecosistemas que están ahí y que van a ser contaminados. Más allá de que pudiera hacerse controladamente el tajo abierto, va a haber polvillo en el aire y un montón de cosas.

Si Chile quiere avanzar en una política pública para la utilización de termoeléctricas, debería utilizar otra tecnología: ciclo combinado, gas natural… hay otras tecnologías para termoeléctricas que no usan carbón. Y si van a usar carbón, normémoslo. Hoy las termoeléctricas están ocupando, en su mayoría, carbón colombiano, que es de mejor calidad que el que eventualmente se sacaría de Isla Riesco. En ese sentido es nuestra oposición a este proyecto, que es muy dañino.

Sara Larraín, directora de Chile Sustentable

El proyecto es una conjunción entre los impactos que tienen los vientos con material particulado y emisiones de azufre sobre todos los ecosistemas de la isla, con un área de dispersión enorme. Además, el impacto de metales pesados en ecosistemas marinos del seno Otway y todo el mar interno, particularmente de la zona del puerto.

Finalmente, los tremendos impactos sobre el destino turístico y la utilización comercial de la naturaleza en fines no consuntivos, como la agricultura y el desarrollo turístico. Dentro de la documentación, esta es la prioridad de los ciudadanos de la región. No es legítimo que un par de empresas, como Copec y Ultramar, condenen a un territorio a un desarrollo que corresponde a su interés y no a lo que ha decidido la región.

Nuevamente estamos frente a una confrontación de los intereses regionales con los del gobierno central y de un grupo de empresas, particularmente con capitales nacionales y extranjeros.

http://radio.uchile.cl/2011/07/20/las-razones-de-los-opositores-a-isla-riesco

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *